jueves, 16 de octubre de 2008

La vida es...

“La vida es una vez” me dije. Así que voy a vivirla ahora, y no mañana.

Y ya no sé ni cuánto tiempo hace que escribo un par de líneas, de esas que tanta falta me hacen, de esas que necesito exprimir pero que últimamente la rutina se ha apoderado de todas mis fuerzas y mis ganas. Y me acuesto cada noche pensando en todo el tiempo que añoro y no dispongo, todas esas horas que podrían sumarse a las veinticuatro y es prácticamente imposible, utópico. Y me tapo los ojos, fuerte, muy fuerte, para imaginarte, para verte rozando mi mano con la tuya, rozando tus dedos con mi boca y besarte la nariz enrojecida por el frío.
A veces, suena casi aburrido hablar de amor, pero es que te echo tanto de menos... a cada segundo, cada minuto, cada... cada instante. Odio ser una persona dependiente, lo odio, pero hay cosas que en la vida de cada uno resultan inevitables, y para mí esta es una de ellas.

7 comentarios:

Marie Augustine. dijo...

inevitable, como qe la vida siempre vaya hacia adelante.

Sumire dijo...

Y eso que tengo abandonado el blog...tengo que ponerlo al día v.v
Compratela!! Que tu tambien haces muy buenas fotos ^^

Y ve a Lisboa, que no te arrepentiras.. <3

Solveig Möller dijo...

tu ets genial escrivint...!
Sandra? Jo soc Solveig, encantada.

Inglor dijo...

Me ha gustado tu blog. escribes muy bien, tienes unas entradas muy chulas! Yo tambien te agrego, asi me pasare siempre que pueda! un beso!!

Hedda dijo...

Hola Sandra...

Gracias por tu visita a mi ciudad.
Me gusta tu blog: es increíble el gusto tan parecidos en las películas... sobre todo el cine español; Piedras, Mi vida sin Mi: ¡las adoro!

En cuanto pueda leeré todas tus entradas. Me ha gustado lo poco que he visto.

Saludos,

Hedda
PD: hasta la persona más independiente no puede evitar sentir esa, llamémosla, necesidad de otra persona... el amor ;)

Someone exactly like you. dijo...

yo tb te agrego :D:D:D

Proyecto de Escritora dijo...

Es verdad, hay que aprovechar el tiempo y atreverse a hacer aquello que te puede aportar felicidad. Es mejor arrepentirse de hacer algo que de no hacerlo.

Un beso!